domingo, 8 de noviembre de 2009

Con-Tacto

"Úntame de amor y de otras fragancias de tu jardín secreto. Sácame de quicio, hazme sufrir... Ponme a secar como un trapo mojado.
Lléname de vida, líbrame de mi estigma.
Llámame tont@.
Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora.
No me arrastres, no me asustes.
Vete lejos...pero no sueltes mi mano. Empecemos de nuevo.
Toca mis ojos, nota la textura del calor. ¿Por cuánto te vendes?
Píllate los dedos y deja que te invite a un café.
Caliente claro.
Y sin azúcar... sin aliento".

sábado, 7 de noviembre de 2009

Soledad* Lo maravillosamente Perdurable

A veces queremos más de todo, y menos de nada; las cosas simples suelen ser afortunadas en los momentos en los que todo marcha relativamente bien, y algo bueno -por pequeño que sea- suma al ¨cuartico de hora¨ en el que nos encontramos; Pero hay momentos, en los que queremos más de lo que tenemos, nos cansamos de tanta simpleza regadita en nuestra vida, superamos la colección de nuestras abstracciones[1] – mal que bien nos hicieron sentir felices- y hoy, justo hoy cuándo el dìa esta oscuro, el cielo a punto de caer y ella toma un café escuchando música no puede dejar de pensar en que, pareciera que sólo lo tangente y real cabe en este instante en el rincón de su vida, y entonces desbancar las abstracciones, porque tanta bobadita regada no está al tope de sus expectativas.
Pues sí, hoy no acepta pajazos mentales, ni consuelo de bobos; ni le basta conformarse con lo que sucede porque no es lo que quiere que suceda, no va a negar a complicarse -aunque un buen porcentaje de sus alegrías vengan de las simplezas lindas del vivir- hoy simplemente no las quiere porque ni la suma de un millón de ellas le pueden dar el ¨pedazo de cosa sólida¨ que desea.
Así que sin muchas exigencias imposibles, quiere lo quiere... ni más ni menos; decide tenerlo completo o no tener nada; sí, hoy amaneció con ganas de enamorarse un poco, no sólo del momento ni del instante, ni con la idea que el tiempo se congela y no hay consecuencias, porque vaya sabiendo que si las hay; esta vez no prefiere dedicarle su tiempo a ¨algo¨ y luego ¨hacer¨ que lo ¨olvida¨, pues no habrá pasado nada, se sigue al siguiente capítulo con una calidad, tamaño y contenido completamente diferente pero esto implica cerrar capítulos a diario, entonces no hay comienzo ni fin, no hay moraleja, mensajito, enseñanza; es como haber vivido y luego aplicarle el Crtl+Alt+spr; la esencia, lo dulce se esfuma y para ella lo dulce dá vida.

Se cansò, tal vez mañana no piense igual, pero en este momento se trata de vivir el hoy con continuación, escribir letras diarias de algo que perdura, disfrutar de la inmediatez con la seguridad del largo Plazo, ¨querer¨ abstracta y concretamente.
No es dificil ni nuevo; es fácil y de antaño, cómo la idea que se oculta detras de sus épocas y sentires, aquello que esta detras del telón y sólo se conoce cuándo ese telón es subido y entonces el público lo observa, lo mira, saborea, le interesa y apasiona; es esa idea oculta: ¨lo¨ pedurable que trae felicidades duraderas, sentires reales, caricias tatuadas en la piel e infinitos sabores en la boca.
Pero no puede ser ¨lo¨ predurable una simpleza¿? .. ella lo acepta aunque este buscando lo contrario, porque esa simpleza guarda ¨su idea¨, la obra detras del Telón que es: Lo perdurablemente maravilloso... se queda por el tiempo que dure y otros mil años más el recuerdo de sus consecuencías
Nota (1): Cuándo hablo de abstracciones, me refiero a esos pajazos mentales que nos liberan de tristezas y preocupaciones innecesarias: eso tenía que pasar, las cosas pasan por algo, mejores cosas vendrán, estoy tranquil@ así, no me convenìa ect